• alt text

¿Qué nos dice la ciencia acerca de la Cordillera?

Por Ing. Xavier L. Ochoa


La ciencia nos dice que la cordillera no es más que la expresión física del proceso de cambio de la corteza terrestre. Es la expresión instantánea de un ciclo de la naturaleza congelado en el instante en que nosotros nos encontramos presenciándola.

Ese ciclo de la naturaleza tiene una duración milenaria que hace que en la escala humana una eternidad sea nada más y nada menos que un instante geológico. Este ciclo es constante, repetitivo y en la cordillera puede repetirse en distinta etapa en distintos lugares a lo largo de ella. Es decir, en el instante en que uno experimenta la cordillera uno ve este ciclo en varias de sus etapas al mismo tiempo. Es como una sinfonía en la que distintos instrumentos tocan al unísono. Por esto entender la historia de la cordillera es como escuchar a todos los instrumentos de una sinfónica tocar juntos - cada uno con su partitura

Simplificando la génesis de la cordillera, podemos pensar en una sinfonía llamada "Sinfonía Tectónica: Colisión De Las Placas" cuyo primer movimiento es: "Creación de Nuevo Subsuelo Marino". En este primer movimiento se crea en medio del fondo del Océano Pacífico nueva corteza terrestre al haber erupción de lava en fracturas en las profundidades que hace que el resto de la corteza se mueva hacia el este y oeste respectivamente. La cordillera se ubica encima del borde oriental de la corteza, o Placa del Pacífico, que se desplaza hacia el este.

El segundo movimiento, "Colisión y Subducción Continental" comienza cuando la Placa del Pacífico choca contra la Placa Sudamericana, que viene en la dirección opuesta en la costa sudamericana del pacífico. En el borde de colisión, la Placa del Pacífico arruga el borde de la Placa Sudamericana y se mete por debajo de ella. Conforme la Placa del pacífico se hunde, por fricción se produce calor y se derrite a profundidad. A este fenómeno se le llama subducción continental.

El tercer movimiento, "Expansión Cordillerana", comienza cuando la subducción causa que roca derretida o magma ascienda y cause un levantamiento de la Placa Sudamericana y que haya vulcanismo. Durante la expansión de la cordillera, las grandes cumbres se levantan. Tal como en una olla a presión, los volcanes a través de sus cataclismos dejan salir la presión acumulada y dan forma y color al terreno. Aunque estos cataclismos son instantáneos, el proceso de expansión es constante a razón de milímetros por año. Esencialmente se puede decir que la cordillera está creciendo todo el tiempo.

El cuarto movimiento, "Congelamiento y Erosión", es el más visible y el más expresivo ya que es el que imparte la forma conocida de la cordillera y es el que percibimos cuando estamos en la cordillera. En este movimiento es cuando el agua y el viento comienzan a tocar su música sobre la cordillera. Así como la cordillera crece, también es reducida. Los hielos de la alta montaña, en su máxima expresión durante glaciaciones a través de los milenios, dieron forma a los grandes valles y laderas aplastando y arrasando las rocas con el inmenso peso de los grandes hielos de los glaciares. Esta poderosa fuerza helada dio formas y creó las fuentes de los sedimentos, que con el tiempo se han petrificado, o que las aguas de deshielo y las escasísimas lluvias han arrastrado por toda la vida de la cordillera. Este acarreo de sedimentos lo vemos en los ríos de hoy. El incesante, fuerte, seco, y helado, viento de la cordillera en todo momento desgasta las rocas, sedimentos y hielos de la montaña impartiéndoles su actual forma de agujas, aristas y penitentes en la nieve.

La naturaleza ha marcado un ritmo al ciclo de vida de la cordillera que es constante y perfecto como el de un gran maestro de música, pero que posee una sorpresiva mezcla de nuevos elementos como los de un compositor que nunca deja de asombrar, a través de sus múltiples cataclismos, como son los sismos, avalanchas y volcanes, a aquel que enmudecidamente observa a la orquesta y escucha la sinfonía…